VIADUCTO DEL RÍO ULLA. A CORUÑA – PONTEVEDRA

PREMIO

Promotor: Adif Alta Velocidad; Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento
Constructor: UTE Rio Ulla (Dragados SA y Tecsa)
Equipo técnico facultativo: Rubén Estévez Sánchez, Miguel Ortega Cornejo, Luis Conde Martínez, Marina Soler Cabado, Francisco Millanes Mato, Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos

Veredicto: El viaducto del río Ulla destaca por su geometría y definición de las secciones transversales, así como por su transición particular, con la que se ha conseguido un aumento de luces de forma que en los tramos centrales llegan a 240 m. Esto ha supuesto un nuevo récord mundial en esta tipología superando en un 20% el correspondiente al puente de Nontenbach (Alemania) con luces de 208 m.

Respecto a la sostenibilidad se han destacado los aspectos de integración en un entorno muy singular, una mínima afectación al cauce al reducir el número de pilastras, la utilización de sistemas constructivos de escasa afectación durante la construcción, pensando en la posible contaminación del río, la optimización del impacto visual y la facilidad de inspección y de mantenimiento al ser visitable la sección transversal.

Descripción: El viaducto sobre el río Ulla de 1620 m de longitud forma parte del eje atlántico de alta velocidad.

El proyecto adopta una solución de celosía mixta de canto variable, con doble acción mixta en las zonas de flexión negativa, con 3 vanos centrales de 225, 240 y 225 m de luz yvarios vanos de acceso de 120 m. Para integrar la estructura en un entorno natural de extraordinaria belleza se redujo el número de pilas en el cauce al mínimo y se buscaron procesos constructivos con la máxima independencia posible de la ría y de sus riberas

El canto del viaducto varía entre 8,75 m y 17,5 m. Se usaron tres procesos constructivos empleados: lanzamiento de tramos de canto constante del lado Catoira (luces de 50, 80, 120 y 120 m), izado de 3 vanos completos del lado de Rianxo (luces de 80, 120 y 120 m) y ejecución por avance en voladizos sucesivos de los 5 grandes vanos centrales sobre la ría (luces de 120, 225, 240, 225 y 120 m).

El diseño de la transición suave del canto variable en los 5 vanos centrales rompe con la geometría tradicional picuda apuntada en pilas. La celosía, muy transparente, con inclinación de las diagonales, aproximadamente a 45º en la zona de canto constante, que maximiza el volumen de zonas transparentes. La elección del color verde de la celosía junto con el gris claro del hormigón de la losa superior e inferior busca integrar el puente en su entorno.

La sección transversal es visitable para inspección y mantenimiento, con un paseo inferior con accesos desde los estribos. Todos los apoyos se han diseñado para que puedan ser reemplazados.