PUNTO DE INFORMACIÓN PROVISIONAL. PLAZA DE LAS GLÒRIES. BARCELONA

Promotor: Barcelona Infraestructures Municipals (BIMSA), Ayuntamiento de Barcelona
Constructor: Benito Arnó e Hijos SAU
Equipo técnico facultativo: Marta Peris Eugenio, José Manuel Toral, Arquitectos; Miguel Ángel Andújar, Ingeniero de Caminos Canales y Puertos

Veredicto: La urbanización provisional de Les Glòries (Barcelona) es un edificio temporal y reutilizable. Su construcción se basa, por lo tanto, en criterios de innovación en lo que concierne a su composición de materiales y geometría, que crea una visión exterior transparente y ligera que se difumina en el entorno de la plaza de Les Glòries.

Igualmente, consigue un gran confort térmico y lumínico con el uso y disposición de los diferentes elementos que, junto con su condición efímera, lo convierten en un edificio sostenible. El uso creativo del sistema constructivo de andamio para un puesto de información provisional permite configurar una secuencia de espacios públicos generando todo un mundo de luz, transparencia y sombra. A partir del sistema de andamio, se utiliza una forma nueva para conformar un espacio de información temporal e interiores cambiantes.

Descripción: El edificio temporal forma parte de la urbanización provisional de la plaza de las Glorias de Barcelona. El programa es un espacio de información, una zona de exposición sobre las obras de transformación de la plaza y un punto de alquiler de bicicletas. Ante los edificios vecinos de gran escala, se propone una pieza lineal que minimice su presencia mediante una envolvente que difumine su contorno, para que no compita sino que se funda en el entorno y que sea permeable al paso, a la mirada y al aire. El carácter exteriorizado del edificio-pasaje se acentúa con la presencia de un patio y un árbol de hoja caduca que cambia con el paso de las estaciones.

La condición efímera de la intervención determina la elección de un sistema estructural de andamio que actúa, además, como soporte de tres envolventes: una piel impermeable y translúcida de policarbonato, una malla de sombreo y una malla metálica de protección, generando entre sí un espacio intersticial.

Un único sistema de iluminación “reversible” alumbra tanto el interior como el exterior, aprovechando la cualidad difusora de los materiales.

Es desmontable y reutilizable, con un sistema de construcción en seco y con elementos prefabricados ligeros que optimizan el peso del edificio y reducen su huella en el territorio.

Para el confort térmico y cualidad lumínica se usa una malla de obra oscura y fruncida como una cortina. Se consigue, a través del color y la geometría plegada, aumentar la protección solar de manera que el aire del espacio intersticial se calienta sin que la radiación traspase la capa de policarbonato. La diferencia de temperatura respecto al aire interior genera unas convecciones de aire que, combinadas con el efecto chimenea del patio y los cortes de la cubierta, producen corrientes de aire, refrescado por la presencia del árbol caduco.

Para generar un sistema flexible que permitiera crecer o decrecer y adaptarse a otro contexto, se optó por un sistema modular que compatibilizara la luz estructural de 3 m, definida por el andamio, con el sistema de cerramiento de planchas de policarbonato y pórticos de aluminio cada 60 cm, y con los rollos de formato estándar tanto de la malla de triple torsión de 3 m como la de sombreo de 5 m que al fruncirse se adapta al módulo sin generar merma de material.

La utilización de materiales propios de las obras, como las mallas de protección o los módulos de estructura prefabricada de caseta de obra, además de hacer referencia al contexto en transformación de Glorias, permiten ajustar el presupuesto total del edificio sin renunciar a cierta innovación en su disposición.